fragmento Sonso-Patricio

Patricio: – no sabés de que te hablo Sonso, ¿no?

               yo creo que en algún lado sabés, en algún momento. Todos los momentos ocurren a la vez. Sonso… ¿sabías que todos los momentos ocurren a la vez? –   (sonso no se mueve, ni pestañea casi, apenas se marca su respiración, Patricio le está hablando con una ternura casi posible de imaginar.) –   vas saltando de a un momento a otro, a veces no podés escuchar todos juntos a la vez. Yo tampoco puedo, yo no sé si alguien pueda, si me olvido, todo parece tan simple, tan fácil, pero ya cada vez menos puedo olvidarme.

 

Sonso apoya su mejilla en la rodilla y mira el suelo y suspira, como si estuviera ahí mismo, tan así de real como eso, como si estuviera andando fuerte a caballo, como si estuviera ahí mismo ayudando a parir a una oveja. Como si ahora mismo estuviera babeando y gateando y mejilla con pegajoso verano babeando el colchón así nomás, sin sábanas con suavizante rico, sin nada, sólo cachete y baba. Y alguien mira con uniformidad el primer día de luz que no se encendió. y sonso despega su mejilla de la rodilla y el sol ya se fue y un dolor de cabeza apenas, y la vista un poco gris, parece que el día trae consigo sus metonimias.

Patricio: – era yo, era siempre yo, siempre fui yo, pero ahora no sé que hice de mí mis primeros dos años en esta vida que otros recuerdan de mí. ¿recuerdan?

¿qué era la conciencia de mí en esos dos años, casi tres? ¿quién acompañó mi supervivencia?

 

y ahora los dos suspiran.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s