Ser

.

No es sólo la literatura el eje. Dentro del mismo punto-eje se encuentran distintos fragmentos, quienes construyen creativamente un mismo esqueleto… más que biológico.

El teatro, y entonces la palabra como nadadora del espacio, de unión de puntos. El aleph de mi ser. Los colores, los fuertes en la expresión. La mirada – autónoma. (es un trabajo de constancia, de aprendizaje), de caídas que se transforman en subidas, se elevan hasta el exilio del cuerpo – sin exiliarse por completo – en la búsqueda del ser por ser, de los escenarios que presentan aplausos a un acto construido en ridículo y absurdos abstractos guiones de papel. La carne, la suelta, la blanda. La mente fuerte, despejada.

Ser por ser.

El cuerpo en vuelcos continuos, un aprendizaje del equilibrio. El contacto de los pies al suelo. Del suelo a los pies. Espontaneidad sin remedio. Un abrazo a la construcción de la formación de hoy a mañana. De ayer a hoy.

De hoy – por ser. De SER.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s